¿Por qué la dieta cetogénica no es una panacea en el cáncer?

¿Por qué la dieta cetogénica no es una panacea en el cáncer?

¿Qué es una dieta cetogénica?

Es una dieta baja en carbohidratos, moderada en proteína y rica en grasas. Desencadena un cambio adaptativo hacia las vías de energía que normalmente se utilizan como estrategia de supervivencia natural para los seres humanos durante la restricción de alimentos o el ayuno. Esta dieta simula un estado de ayuno.

Las grasas de la dieta aumentan para ser utilizadas como combustible principal, donde se metabolizan en el hígado y se obtienen cuerpos cetónicos que van al torrente sanguíneo.

La dieta cetogénica desencadena una cascada de cambios bioquímicos que han despertado el interés tanto en pacientes como en profesionales de la salud.

 

¿Una dieta cetogénica priva a nuestras células de glucosa?

Es imposible privar a nuestras células de glucosa. Sí que podemos influir en los niveles de glucosa e insulina en sangre.

 

¿La dieta cetogénica es la única forma de influir en los niveles de glucosa en sangre?

No. Cualquier cambio hacia una alimentación basada en vegetales puede influir  en los niveles de glucosa en sangre, al igual que simplemente evitar comer en exceso alimentos de todo tipo. Es probable que alejarse de los bocadillos, bebidas y alimentos azucarados, o simplemente comer más verduras y menos pan, patatas, pastas y arroz en sus comidas, conduzca a niveles de glucosa en sangre más estables.

La actividad física también puede contribuir a regular los niveles de glucosa en sangre

 

No es una panacea

  • Implica un cambio significativo en la elección de alimentos
  • Puede ser un tratamiento dietético, seguro y viable pero se requiere preparación, capacitación, orientación y monitoreo de un equipo de profesionales de apoyo cualificados para garantizar que sea oportuno, seguro y adaptado a las necesidades del individuo junto con su tratamiento y estado nutricional.
  • El paciente oncológico es un paciente de riesgo de desnutrición, por lo que no se recomienda realizar restricciones dietéticas
  • Existe heterogeneidad en los protocolos de la dieta cetogénica y falta definir mejor las intervenciones dietéticas, la frecuencia y duración.
  • Terapia dietética NO ADECUADA PARA TODOS LOS PACIENTES ONCOLÓGICOS

 

¿Cuándo empieza a considerarse la dieta cetogénica en el cáncer?

En la década del 1920, Otto Warburg describió por primera vez la diferencia metabólica entre células cancerosas y células sanas y observó que las células cancerosas presentan sistemas energéticos disfuncionales que demandan grandes cantidades de glucosa en presencia de oxígeno (glucólisi aeróbica) en lugar de utilizar el sistema basado en mitocondrias más eficiente y flexible de combustible (fosforilación oxidativa) favorecido por las células sanas.

¿Por qué se empieza a estudiar en el tumor cerebral?

El uso de la dieta cetogénica como componente adicional en el tratamiento de dos casos pediátricos de tumor cerebral se informó por primera vez en 1995.

Esta dieta se empieza a estudiar en tumor cerebral porque al contrario de las mejoras en los tratamientos, en la calidad de vida y la supervivencia de muchos otros cánceres, el resultado y los tratamientos para las personas con tumor cerebral no ha avanzado tanto y acostumbran a tener un peor pronóstico. Por otro lado, muchos de los tumores cerebrales debutan con epilepsia.

Fuente:

Klement, R.J., Brehm, N. & Sweeney, R.A. Ketogenic diets in medical oncology: a systematic review with focus on clinical outcomes. Med Oncol 37, 14 (2020). https://doi.org/10.1007/s12032-020-1337-2

 

Imágenes

Freepik